Gracias, Juan José

Como contábamos en nuestra entrada anterior, hemos cambiado el cuaderno en el que escribir la historia de nuestra asociación por este más moderno. No obstante, lo que somos ahora se lo debemos en gran parte a nuestro pasado, que ha influido en nuestra evolución como personas y nos ha aportado las vivencias necesarias para adquirir el conocimiento y la experiencia de la que gozamos actualmente. Es por eso por lo que nuestra segunda entrada de agradecimientos no podía ir a otra persona que no fuera Juan José Zamora Valderas, responsable de la web que se ha estado utilizando hasta ahora. Juan José, hijo de Ana (la actual presidenta de la Asociación), tenía 4 años cuando a su madre le diagnosticaron cáncer. Pese a su corta edad, desde muy pequeño, acompañaba a su madre a las actividades de la Asociación y estaba siempre dispuesto a colaborar en todo lo que pudiese, convirtiéndose así en el voluntario más joven de la Asociación.

A medida que iba creciendo, sus funciones como voluntario crecían con él. Interesado por el mundo de las nuevas tecnologías, estudió un Grado Medio y, posteriormente, un Grado Superior de Informática en el I.E.S Virgen de Gracia de Puertollano. Durante su formación adquirió los conocimientos necesarios que le permitieron ayudar a la Asociación desde una perspectiva más técnica. Esto hizo que en el año 2006 creara la primera página web para la Asociación, con la dificultad de que los medios de aquellos años eran mucho más limitados que los de ahora. Posteriormente, en 2012 creó una segunda versión mejorada y adaptada a las nuevas facilidades que iban surgiendo con la evolución del mundo tecnológico.

Desde entonces ha desempeñado su cargo de Webmaster de la Asociación en el que se encarga de la web y de toda la ayuda relacionada con la parte tecnológica de forma constante e incansable. Incluso ni el hecho de que tuviera que marchase a Barcelona hace tres años, como muchos otros jóvenes de la región, para trabajar en el sector de la informática ha logrado frenar su ayuda, puesto que realiza desde allí las tareas propias de su cargo como voluntario y todo el apoyo tecnológico durante su tiempo libre.

Esta historia, tu historia con nosotras, es una muestra más de que la Asociación te ha visto crecer y ha crecido contigo. Por eso, te queremos dar las gracias por ser tan generoso con nosotras y dedicarnos tu tiempo de forma incondicional, por tu humildad y tu honradez a la hora de ayudar en todo lo que estaba de tu parte, y por ser tan trabajador y tan entregado a una causa tan bonita como darnos visibilidad para que ninguna persona víctima de esta enfermedad pudiera sentirse sola. Ahora recogemos esa evolución de la web como quien guarda en un álbum de recortes los grandes momentos de su vida y lo que hizo que sea quien es hoy en día, aquí:

Gracias por acompañarnos en el camino y hacerlo algo más fácil al ayudarnos a llegar a más gente. Gracias por poner tu tiempo, tus conocimientos y tus ganas a nuestro servicio.
En definitiva, gracias por ser una parte tan importante de la Asociación, de nosotras.